campamento

Ventajas campamentos

Estamos en plena época de inscripciones para los campamentos y seguro que muchos padres se preguntan si deben o no mandar a sus hijos a uno. La respuesta es rotundamente si, por muchísimas razones:

Si cuando erais pequeños fuisteis a campamentos ya no hace falta decir más, pero si no tuvisteis la suerte de poder asistir a un campamento de verano os enumeramos las razones que seguro que os decantarán para mandar a vuestros hijos a uno, si la economía familiar lo permite, claro.

1. Será una experiencia inolvidable para ellos.

2. Aprenderán numerosos valores como el respeto, la convivencia, la amistad (en los campamentos se forjan amistades que duran toda la vida)

3. Perderán malos hábitos en relación a la alimentación. Tendrán que comer lo que pongan en el menú, no estará mamá para hacerles huevos fritos con patatas si el plato principal falla.

4. Harán mucho deporte mientas se divierten

5. Ganaran autonomía e independencia

6. Valorarán más a sus padres, esto se nota mucho los primeros días al volver a casa.

7. Conseguiréis separarlos del ordenador, tablet… aunque parezca imposible. Un poco desintoxicación tecnológica no viene nada mal.

8. Aprenderán a convivir con otras personas de su edad.

9. Tendrán responsabilidades que deberán cumplir, como ordenar sus cosas.

10. Vivirán días llenos de diversión y aventuras.

 

Y ahora las ventajas para los padres:

1. Podréis disfrutar de una semana o 10 o 15 días de libertad, que si, queremos a nuestros hijos… pero… ¿Unos días para nosotros? Es posible, y aunque parezca una ilusión, puede pasar.

2. Podréis salir a cenar fuera y volver a la hora que queráis, incluso ir a tomar algo.

3. Podréis hacer toda esta lista de cosas pendientes que  nunca podéis hacer.

4: ¿Queréis a la playa y dormir la siesta? Podréis

5. ¿Queréis ver ir al cine a ver una película que os guste a vosotros? Podréis

6. ¿Queréis estar en cama hasta las 11:00? Si, si, que podréis!